“Sentirse así abandonada es triste cuando le di tanto al país”: Zorobabelia Córdoba

Advertencia: esta entrevista no tiene otro propósito que el de hacer un llamado de atención a las autoridades competentes para que continúen y den celeridad a la investigación en este caso. En ese orden de ideas, y sin querer juzgar ni mucho menos acusar a alguien, que sirva también de reflexión para solidarizarnos frente a la situación de muchos atletas que otrora fueron grandes glorias para el deporte nacional, pero lamentablemente hoy enfrentan una situación adversa.  Agradezco especialmente a Zorobabelia Córdoba por esta entrevista.

 

Zorobabelia Córdoba - Atleta colombiana
Zorobabelia Córdoba. Foto @ZOROBABELIAC

Cuando nuestros deportistas dejaron el nombre de Colombia en alto en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, yo fui una de las personas que más se emocionó. Soy una convencida de que Colombia tiene más cosas buenas que malas, pero hoy quiero recordar una no tan positiva.

Este cuento tiene mil y un matices. Algunos muy alegres y gratos. Otros, más tristes y desafortunados. Zorobabelia Córdoba es una de tantos atletas que, en su momento, le dieron enormes satisfacciones y alegrías a Colombia por sus logros deportivos. Hoy en día se encuentra abandonada y, como dice ella, “olvidada, despreciada”.

Su caso ya ha sido expuesto por varios periodistas, entre ellos, Daniel Coronell. Y el expediente, aún sigue en la Fiscalía…

La historia de “La gacela negra”

Empecemos por el principio. ‘Zoro’ vino al mundo de manera muy particular, pues su padre fue quien la ayudó a nacer, un 28 de marzo de 1968 en Tutunendo, Chocó.

“A mi mamá le comenzaron los dolores y como él (su papá) estaba alejado prácticamente de la civilización, le tocó hacer de partero (…) él me cortó el cordón umbilical con una cuchilla de afeitar, me levantó entre los brazos encomendándome al Espíritu Santo, pidió que ojalá yo fuera una gran deportista porque él era boxeador (…) y empezó a leer la Biblia. En la Biblia hablan de Zorobabel, y mi padre dijo bueno, el femenino de este nombre va a ser Zorobabelia, se lo voy a colocar a mi hija porque ella va a ser muy especial (…) es un nombre supremamente raro pero ella lo va a dar a conocer. Acto seguido me colocó oro en polvo en el ombligo”, recuerda Zorobabelia, al iniciar nuestra conversación.

A los siete meses ya caminaba y jamás imaginó que su carrera como atleta iniciaría en las playas de Cartagena. “Mi papá me llevó a unas competencias de encostalados y ahí empecé pero obviamente yo era una niña, tenía 10 años y no pensé que después de haber ganado esa prueba que de pronto para muchos era insignificante, para mí fue algo grandioso haberle ganado a mucha gente. Mi papá me dijo ‘mija veo como que tiene aptitudes para atleta’, pero eso quedó ahí”, continúa ‘Zoro’ en un tono muy amable, pero a la vez nostálgico. La historia ya la ha contado cientos de veces.

Tiempo después, hacia 1988, y luego de haberse trasladado a Medellín, Zorobabelia empezó a practicar heptatlón (deporte donde se combinan siete pruebas diferentes de atletismo) y en 1990 se coronó como campeona de esta disciplina en los Juegos Sudamericanos. Ese mismo año participó también en los Juegos Centroamericanos, en México, donde rompió otros tres récords nacionales, aún vigentes.

El ingreso de Zorobabelia Córdoba a EPM

“Yo vi que no tenía apoyo a pesar de estar en Antioquia, que decían que era una plaza muy buena para el deporte. Yo estudiaba, trabajaba, entrenaba, me costeaba todo yo sola y yo dije bueno, me voy a retirar del deporte, me voy a devolver para Cartagena a donde mi familia y ya miraré que otras cosas hacer. Fue entonces cuando Empresas Públicas de Medellín, a través del doctor Diego Uribe Uribe, una persona que admiro mucho y quiero mucho, que era en ese entonces el gerente de Empresas Públicas, en conjunto con otro gerente que se llama José Gustavo Jiménez, decidieron vincularme a Empresas Públicas de Medellín para patrocinarme deportivamente (…) y yo competía por el Club Empresas Públicas de Medellín, donde continué ya toda mi carrera como atleta de alto rendimiento”, prosigue ‘Zoro’.

Ahí comenzaron las dificultades y los problemas que, en parte, Zorobabelia atribuye a su color de piel. Lástima por los que aún piensan así, no hay nada más lindo que reconocer nuestras raíces, parte de nuestra historia, de la herencia africana en Colombia. Zorobabelia es negra, y no lo digo peyorativamente, lo digo con el respeto que esta raza merece.

El accidente que arrebató sus sueños

En 2007, un desafortunado accidente hizo que esta atleta se retirara por completo del deporte. Representando a Empresas Públicas de Medellín, en los Juegos Nacionales de Empleados Oficiales, Zorobabelia se lesionó el hombro y la rodilla derecha, situación que hoy en día la obliga a desplazarse con muletas. Ahí empezó su calvario, y sus sueños como deportista de alto rendimiento se derrumbaron por completo.

Foto: El Universal de Cartagena
Foto: El Universal de Cartagena

“En Empresas Públicas, no se con qué objetivo, se reúne un comité, que yo lo averigüé en el Ministerio de la Protección Social, ellos mismos lo catalogaron como un comité ilegal (…) se reúnen unos médicos de Empresas Públicas con unos médicos de la ARL y me cambian la contingencia de ‘accidente de trabajo’ por ‘enfermedad común’. Y esto había quedado plasmado en mi historia clínica como accidente de trabajo porque obviamente fue en representación de la empresa”, recuerda.

Más de 10 años han pasado desde ese 23 de junio de 2007, y la lucha de ‘Zoro’ pareciera por momentos no tener fin. Su caso está en la Fiscalía, en la Procuraduría y, como muchos procesos en nuestro país, “es como si estuviera estancado”.

“Yo tengo el certificado que eso fue tomado como accidente de trabajo. Igualmente todas las incapacidades que se generaron desde ese 23 de junio (2007) quedaron plasmadas como accidente de trabajo. En el mes de septiembre de 2008 Empresas Públicas me suspende la nómina, ellos siguen insistiendo que eso era una enfermedad común, aduciendo que yo había ingresado con esa enfermedad a la empresa cuando yo también tengo el certificado médico de ingreso a Empresas Públicas, yo ingresé sana completamente”, dice Zorobabelia con impotencia.

Y Coldeportes ¿en qué ha ayudado?

Pareciera como si esta atleta ya no tuviera a dónde acudir, porque nadie le soluciona nada. Cuando le pregunté por Coldeportes, lo primero que dijo fue, “que vergüenza Coldeportes Nacional”. Al parecer, y según lo que cuenta Zorobabelia, el ente rector del deporte en Colombia le había prometido ayuda, ayuda que nunca llegó. ¿Será que se están haciendo “los de la vista gorda”? Un error lo comete cualquiera, promesas incumplidas, hay muchas. ¿O ya olvidaron también que a “Naironman” le prometieron construir un Centro de Alto Rendimiento cuando lo condecoraron por coronarse campeón del Tour de L’Avenir en 2010? Pero pensemos por un momento que Coldeportes quisiera tomar cartas en el asunto, que está de acuerdo con que no sigan pasando este tipo de injusticias. Sería bueno que volvieran a revisar este caso, señores.

La lucha de ‘Zoro’ continúa

Esta triste historia me ha dado la oportunidad de seguir en contacto con Zorobabelia Córdoba. Ya han pasado más de 10 años desde su accidente. Yo sigo preguntándole, cada tanto, si “algo nuevo ha pasado”. Nada. Hay cosas que por cuenta de la investigación ella no puede “contar”. Pero ya lo ha dado todo… ‘Zoro’, debes saber que aún somos muchos los que te seguimos y apoyamos. ¡Ánimo mujer! tu lucha no puede terminar.

Les dejo la entrevista completa para que escuchen de boca de ‘Zoro’ lo que aquí estoy tratando de resumir. ¡Ah! por cierto, esta negra hermosa de paso envía un mensaje contra el racismo.

Insisto, no pretendo juzgar ni atacar a nadie, pero creo que refrescar la memoria no tiene nada de malo.

Y es que el caso de Zorobabelia no es el único. Es más, el también glorioso Martín Emilio “Cochise” Rodríguez es otro de tantos deportistas que, olvidados por todos, incluyendo el gobierno, se encuentran prácticamente en la ruina. Ojalá y no pase que en 20 años estemos contando esta misma historia pero con diferentes protagonistas…

2 comentarios sobre ““Sentirse así abandonada es triste cuando le di tanto al país”: Zorobabelia Córdoba

Agrega el tuyo

Deja un comentario

WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: